La Habana, Cuba. – Como consecuencia del incendio ocurrido en la Base de Supertanqueros en Matanzas no se han detectado efectos significativos al medio ambiente, a partir del monitoreo de la calidad del aire y de otros indicadores ambientales en las zonas que estuvieron bajo la influencia de la cortina de humo.

Adela Haber, delegada provincial de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, en La Habana, ratificó a Radio Reloj que no hay desviación en el comportamiento de las enfermedades respiratorias en este periodo.

Tampoco se han detectado afectaciones en el agua que consume la población, resaltó, en tanto precisó que continúa el monitoreo de la calidad del aire.

La delegada del CITMA en La Habana señaló que se toman muestras de agua, lluvia, polvo, suelos, pastos y alimentos de organopónicos que permitirán investigar los posibles daños ambientales asociados al siniestro.