La Habana, Cuba. Como uno de los pilares fundamentales, la ciencia ha acompañado el sistema de gestión de gobierno en el combate contra la pandemia.

El polo científico- productivo, integrado por jóvenes y expertos investigadores, articula conocimientos en pos del bienestar y la salud de nuestro pueblo.

Por ello, la obtención y aplicación de las vacunas para la prevención de la Covid-19 es uno de los más tangibles resultados que hoy se manifiestan al celebrar el Día de la Ciencia Cubana.

Pero también ha sido ese sector el protagonista de otros aportes dirigidos al tratamiento de pacientes aquejados por el virus del SARS-CoV-Dos, en el campo de la asistencia médica y en la producción de alimentos.

Basta con mencionar el diseño acelerado de un Ventilador de Emergencia Invasivo, apto para las Salas de Recuperación Postquirúrgicas y Unidades de Cuidados Intensivos de Emergencia.

Cuba innova y crece

La Habana logró en el pasado año más resultados científicos innovadores relacionados con el enfrentamiento a la Covid-19, por lo que esa provincia mereció la sede del acto nacional por el Día de la Ciencia Cubana.

La contribución de la nanotecnología fue esencial en este periodo, pues para el diagnóstico de la pandemia, por ejemplo, los científicos capitalinos desarrollaron un juego de reactivos que permitió realizar en 2021 más de 20 mil determinaciones diarias en los Laboratorios de Biología Molecular de todo el país.

La obtención de una nueva formulación de Nasalferon para el tratamiento profiláctico de la infección por SARS-CoV-DOS también figura entre los resultados más sobresalientes.

En este 2022 la actividad científica cubana irá por más, y en su proceso transformador innova y crece para bien del desarrollo económico y social.

 

Etiquetas: - -