Compartir

La Habana, Cuba. – A nuestros fiscales y jueces felicitamos hoy en ocasión del Aniversario 48 de la Fiscalía General de la República de Cuba y del Tribunal Supremo Popular.

El 23 de diciembre de 1973, son constituidos los órganos de justicia en Cuba, a partir de una amplia reforma que concluyó con la Ley de Organización del Sistema Judicial y posteriormente la Constitución de la República de 1976. Con la Ley del Sistema Judicial se extinguió la antigua estructura de los tribunales y se dio paso a la creación de la Fiscalía General de la República y del Tribunal Supremo Popular.

En la Carta Magna se establece que la Fiscalía con independencia funcional se subordina al Presidente de la República, y los magistrados y jueces son elegidos por la Asamblea Nacional del Poder Popular o por el Consejo de Estado.

La función de impartir justicia dimana del pueblo y es ejercida a nombre de este por el Tribunal Supremo Popular y los demás tribunales que la ley instituye, refrenda la Constitución de la República de Cuba.

En su Capítulo V también establece que los magistrados y jueces, en su función de impartir justicia, son independientes y no deben obediencia más que a la ley. Las sentencias y demás resoluciones dictadas por el Tribunal Supremo, como máxima autoridad judicial que representa, son definitivas y de obligatorio cumplimiento por los órganos del Estado, las entidades y los ciudadanos.

Tanto el Tribunal Supremo Popular como la Fiscalía General de la República, rinden cuenta de sus resultados de trabajo ante la Asamblea Nacional del Poder Popular con la periodicidad que establece la ley. La Fiscalía General de la República de Cuba tiene como misión ejercer el control de la investigación penal y el ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado. Corresponde a nuestros fiscales velar por el estricto cumplimiento de nuestra Carta Magna, las leyes y demás disposiciones legales.

Los órganos de la Fiscalía cubana se organizan de manera vertical, están subordinados solamente a la Fiscalía General de la República y son independientes de todo órgano local. La Ley de la Fiscalía, en proceso de renovación, determina los objetivos y funciones, así como la forma en que ejerce sus facultades en todo el territorio nacional.

Desde el sitio web de Radio Reloj, el reconocimiento a la labor de nuestros jueces y fiscales, al cumplirse un nuevo aniversario de los órganos de justicia en Cuba, que contribuyen al cumplimiento del Artículo 1 de la Constitución: Cuba es un Estado socialista de Derecho y justicia social.