La Habana, Cuba. – El químico médico y botánico escocés Daniel Rutherford, nace el 3 de noviembre de 1749 en Edimburgo, Escocia. Fue estudiante de Joseph Black, practica la medicina en Edimburgo, y se convirtió en un miembro del “Real Colegio de Médicos”, donde fue secretario y presidente. Fue “regius Cátedra de Medicina y Botánica” en Edimburgo, y también Curador del “Royal Botanic Garden”, en 1786, después de la muerte del profesor John Hope.

Cinco años después del importante descubrimiento, Antoine Lavoisier demostró que el aire es una mezcla de 21% en volumen de oxígeno y 79% en volumen de nitrógeno y lo denominó ázoe, que significa un gas no apto para la vida (1777).

Fue Jean-Antoine Chaptal que dio el nombre definitivo al nitrógeno (1790) y más de un cien años después, Ramsay y Rayleigh demostraron que el volumen de nitrógeno real es de 78% en y 1% en volumen de los gases nobles, con predominio casi absoluto de argón.

En ese sentido, sigue el descubrimiento del científico escocés sobre el nitrógeno en 1772, ya que fue el primero en publicar su descubrimiento al presentar Disseratio inauguralis de Aere fijo dicto, aut mephitico (1772), aunque en Gran Bretaña, los químicos Joseph Priestley y Henry Cavendish y en Suecia, Carl Wilhelm Scheele, descubrieron también el elemento al mismo tiempo.

El médico e industrial francés Jean Chaptal le dio el nombre de nitrógeno (1790), tras descubrir su relación con el ácido nítrico. Sus compuestos, sin embargo, son muy activos, y también muy importante en la producción de alimentos, especialmente de origen agrícola.

Daniel Rutherford, muere el 15 de noviembre de 1819.