La Habana, Cuba. – A la Cumbre de las Américas y la fallida estrategia imperial de las exclusiones dedicó sus valoraciones el programa Mesa Redonda, que evidenció las turbulencias de esa reunión en la ciudad estadounidense de Los Angeles.

En esa emisión intervinieron Jorge Legañoa, Vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba; Pavel Alemán y Elio Perera, analistas del Centro de Investigaciones de Política Internacional, quienes subrayaron el carácter antidemocrático de la cumbre hemisférica.

Los panelistas abordaron cómo la administración de Joe Biden asumió una torpe decisión al excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua, con lo cual confirma la debilidad política y la falta de coherencia de su gobierno.

La Mesa Redonda señaló la crisis de credibilidad de la OEA y de su secretario general, Luis Almagro, un personaje totalmente desprestigiado por su abierta intromisión en los asuntos internos de naciones con gobiernos progresistas.

Ausentes muy presentes

Aunque Cuba fue excluida de la Cumbre de las Américas, la condena al irracional bloqueo de sesenta años impuesto por Estados Unidos marcará la agenda de la reunión que finalizará el viernes en Los Angeles.

En la Mesa Redonda, los analistas Jorge Legañoa, Pavel Alemán y Elio Perera recordaron cómo, a partir de la del Mar del Plata, las cumbres hemisféricas han sido diferentes, con muchos países de América Latina y el Caribe asumiendo posiciones más dignas y soberanas.

Los panelistas destacaron la decisión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de no concurrir si había exclusiones, e insistieron en el valor de la Cumbre de los Pueblos que se desarrollará de manera paralela.

Organizaciones sindicales y activistas sociales de todo el continente harán escuchar las reivindicaciones esenciales de los pueblos, entre ellas las de los excluidos dentro de la sociedad estadounidense.