La Habana, Cuba. – El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recibió en la tarde de este miércoles a representantes de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Les damos la bienvenida al Palacio de la Revolución, expresó el Jefe de Estado cubano en los primeros momentos de un encuentro que forma parte de los intercambios que la dirección del país ha venido sosteniendo con diferentes sectores de la nación.

En el intercambio, el presidente evocó al Padre Félix Varela, el primero que nos enseñó en pensar. Luego de que ambas partes expresaran gratitud por la posibilidad del encuentro, se abordaron temas relacionados con la labor de la Iglesia Católica, la situación socioeconómica del país y el fortalecimiento de valores en la sociedad, entre otros asuntos de interés común.

La reunión transcurrió en un clima de respeto mutuo, en correspondencia con la política de la Revolución hacia la religión y los creyentes y la plena libertad religiosa consagrada en la Constitución de la República de Cuba.

En el intercambio estuvieron presentes el Cardenal Juan de la Caridad García Rodríguez, Arzobispo de La Habana; el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, Monseñor Emilio Aranguren Echeverría, Obispo de Holguín-Tunas, entre otros representantes del ente episcopal.

Acompañaron al dignatario, el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz; el viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández; el miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe de su Departamento Ideológico, Rogelio Polanco Fuentes; la jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido, Caridad Diego Bello; y otros funcionarios del Partido y el Gobierno.

Tomado de Granma