Managua, Nicaragua. El Gobierno de Nicaragua acusó a la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas -ONU- para los derechos humanos, Michelle Bachelet, por el informe emitido el lunes sobre esa materia en ese país, que considera desajustado de la realidad.

El informe presentado por Bachelet en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU está politizado y fue elaborado a partir de fuentes exclusivamente opositoras al gobierno.

Bachelet actualizó el lunes de manera oral la información que tiene su oficina sobre la situación en Nicaragua, lo cual conformó un informe manipulado y lleno de falsedades basado en versiones de sectores ligados a la intentona golpista del 2018.

El reclamo del gobierno nicaragüense pide que se respete el principio de independencia y soberanía y el cese de toda política de injerencia.