Siria.- El Comando General del Ejército y las Fuerzas Armadas de Siria denunció el ataque contra una base aérea en la provincia de Homs como un acto de agresión, que viola todas las leyes y convenciones internacionales y que tiene como propósito afectar las capacidades de ese país en su lucha contra el terrorismo.

Hasta el momento hay seis víctimas mortales y más de una decena de heridos, así como cuantiosos daños materiales en la instalación militar de Shayrat.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, condenó ese ataque y su país convocó hoy una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU y anunció el cese de un memorando con Estados Unidos para evitar incidentes aéreos durante las operaciones en Siria.

Se conoció, además, que la candidata ultraderechista Marine Le Pen y el Partido Comunista de Francia cuestionan ese acto de guerra y solo países como Turquía, Arabia Saudita e Israel lo respaldan.