Matanzas, Cuba. – El vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, instó en Matanzas a favorecer el impulso de nuevas formas de pensar y hacer en la industria azucarera, con mayor exigencia y control, mientras destacó el carácter estratégico del sector para el país.

El vicepresidente cubano se refirió a la necesidad de cumplir los planes de producción, durante un intercambio con directivos de la Empresa Azucarera y las máximas autoridades matanceras, en el que evaluaron los resultados de la zafra anterior y los preparativos de la próxima.

Valdés Mesa orientó avanzar con prioridad en la modernización del central Jesús Rabí, ingenio que, de forma habitual, dispone de caña para moler aproximadamente 150 días.

Insistió en que la economía de Cuba necesita rescatar la cultura de trabajo en esta rama, potenciar la elaboración de alimentos para los trabajadores, los alcoholes y la producción de piensos como alimento animal.