En Guanabacoa, tierra plena de historia, tradiciones y religiosidad, nació hace hoy 120 años Rita Montaner, quien devendría mito de la cultura cubana por su versatilidad y extraordinarias cualidades para brillar en los más disímiles escenarios: radio, televisión, cine, teatro, cabaret.

Se le dio justo calificativo: La Única, porque sintetiza el alcance de su trayectoria artística. Estudió música y canto en la academia, pero supo afincarse a las raíces populares.

Composiciones de Eliseo Grenet, Moisés Simons, Ernesto Lecuona y Gonzalo Roig fulguraron en la voz de Rita Montaner, mujer de fuerte personalidad que reinó en la escena como actriz e intérprete, pero debió enfrentarse a prejuicios raciales.

Incursionó en la canción lírica, la zarzuela, la ópera, la comedia. Fue una artista completa, singular. Y merece que sea aún más conocida en estos tiempos.