La ley fue aprobada hoy, con los votos del mayoritario Movimiento al Socialismo, y según Añéz la vetará por no ser necesaria; sin embargo, es el parlamento quien tiene la facultad de modificarla o ratificarla y ponerla en vigencia.

La ley dispone la libertad de los detenidos por participar en manifestaciones pacíficas, el respeto a la libertad de expresión, y que cese la criminalización de la difusión de imágenes de protestas y operaciones represivas.

También determina que para juzgar a quienes desempeñen o hayan desempeñado la presidencia, la vicepresidencia y altos cargos judiciales, se cumpla la ley de juicio de responsabilidades, que establece un procedimiento especial.

Etiquetas: