Los “poquitos”

0

Con la sobra de las carnes cocinadas se pueden preparar croquetas. Foto Cubahora

Hoy hablaremos de los “poquitos”, esos alimentos que quedaron de una comida anterior y que colocamos en el refrigerador. En ocasiones nos sobra de la comida un pedazo de pollo, alguna carne o masas de pescado. Pues con ellos podemos elaborar unas deliciosas croquetas o un aporreado.

El arroz cocinado es recomendable guardarlo en una bolsa de naylon en el congelador, hasta el momento de volverlo a utilizar. Con él podemos hacer un arroz frito o utilizarlo en un rico postre de arroz con leche.

Lo importante es la higiene en la conservación, y para ello son ideales envases con tapas.

¡Benditos sobrantes!

En ocasiones preparamos bisté de puerco y por falta de la necesaria naranja agria, de otros condimentos o porque la carne no está suficientemente blanda, no es del agrado de los comensales y se queda en el plato. Por supuesto que no la vamos a desechar. Hacemos con ella un aporreado.

Es muy sencillo. Preparamos un sofrito con ruedas de cebolla, tomate natural picadito o salsa de tomate, lascas de pimientos verdes y rojos, unos dientecitos de ajo y una pizca de pimienta.

Agregamos los bisté troceados y dejamos unos minutos para que todos los sabores se mezclen y esté listo para comer. Eso mismo lo podemos elaborar con restos de masas de pescado o de pollo. Se trata de aprovechar al máximo los alimentos y claro está, disfrutarlos

Compartir

Sobre el autor

Deje su comentario