Una cuestión de días

0

Como su construcción plural indica, “los otros días” se refiere a varios días, y no a una sola ocasión.

El dibujante estadounidense Charles Schulz, creador de los famosos personajes Charlie Brown y su mascota Snoopy, en uno de sus cartones los coloca de espaldas al lector, mirando al horizonte, cuando el niño, filosófico, dice: Un día nos vamos a morir, Snoopy.

Y el perrito narigudo le responde: Cierto, Charly, pero los otros días no… Y he ahí un ejemplo del uso correcto de la frase “los otros días”, tan frecuentemente utilizada y tan mal empleada.

Como su construcción plural indica, “los otros días” se refiere a varios días, y no a una sola ocasión, que es la citada por quienes la usan mal al decir: “Los otros días hubo un accidente”, “Las otras noches llegó Juan de Cienfuegos”.  En estos casos debe decirse: “El otro día hubo un accidente”, “La otra noche llegó Juan de Cienfuegos”.

Al cabo de los días

La frase “los otros días” equivale a decir: “los demás días, el resto de los días, los días siguientes”. Veamos algunos ejemplos: “El lunes cosechamos tomates, los otros días (o sea: los demás días de la semana) sembramos lechugas; hoy y mañana vamos al cine, los otros días (o sea: los días restantes) iremos al teatro”,..

Otra expresión que es un barbarismo, una barbaridad, la repiten quienes dicen “ahora has días lo vi en el parque” cuando deben decir: “hace días lo vi en el parque”…

Por cierto, es redundante la expresión: “hace días atrás”. Basta con decir: “Hace días” o “días atrás”. No diga: “Hace años atrás”, sino “Hace años” o simplemente: “Años atrás”

0%
0%
Awesome
  • User Ratings (0 Votes)
    0
Compartir

Sobre el autor

Deje su comentario