All for Joomla All for Webmasters

La Habana nos pone a prueba

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ya lleva 499 años a cuestas. No son tantos, si se le compara con otras.

Crónicas antiguas ubican un primer asentamiento en un paraje de la costa sur del occidente de la Isla, allá por 1514, pero los propios conquistadores españoles se arrepintieron de su decisión.

Cuentan que el terreno pantanoso, la plaga de mosquitos, la infertilidad de las tierras y la inexistencia de oro en los ríos, empujaron a los recién estrenados colonos a ir en busca de un mejor lugar.

Y éste lo hallaron en la costa norte, junto a la desembocadura del río Casiguaguas o Almendares. Al menos parecía serlo, hasta que alguien reparó en la bahía, amplia y protegida.

Después de tantas andanzas, al fin nació la villa de San Cristóbal de La Habana, inscrita definitivamente el 16 de noviembre de 1519.

Punto de partida

Una frondosa ceiba sirvió de cobijo al ceremonial que oficializó el surgimiento de una villa más en la hermosa tierra descubierta para España por Cristóbal Colón, el intrépido marino genovés. El primer Cabildo se reunió y se ofició la primera misa.

Todo estaba por hacer. Era apenas el punto de partida. San Cristóbal de La Habana inició su proceso de metamorfosis, hasta transformarse en la ciudad principal del país. Ésa que celebra ahora 499  años de fundada en su definitivo asentamiento, y lo hace sin ínfulas de gran metrópoli.

Le basta con saber que cuenta con suficientes encantos, que se reconocen en sus rasgos arquitectónicos, en su luminosidad, en su abolengo, en su historia y en su gente acogedora.

Que para cautivar no necesita ser remedo de otras ciudades, sino preservar la atmósfera que la distingue.

Siempre en deuda

Por años, el 16 de noviembre cientos de personas llegan hasta el Templete, junto a la Plaza de Armas.

Crece allí ahora una joven ceiba, y la Oficina del Historiador de La Habana ha sometido a un minucioso trabajo de restauración ese pequeño templo de estilo grecorromano construido en 1828 e incluso le ha devuelto el área perimetral de sus orígenes.

Allí se evoca el momento fundacional de la villa y se pide por la buenaventura. Tal vez muchos lo hagan por la propia ciudad.

Para que su fisonomía siga incorporando elementos que acentúen su personalidad. Para que cada ciudadano se sienta más apegado a ella, la cuide como merece y le guarde apasionada fidelidad. Tenemos que legar una Habana próspera y hermosa.

Por eso pone a prueba la capacidad de sus hijos naturales y adoptivos, para amarla.

(Visited 1 times, 4 visits today)
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
0%
0%
Awesome
  • Clasificaciones de usuarios (0 Votes)
    0
Compartir.

Deja una respuesta

Enter the text from the image below